Analizando lo evidente

Si, yo también me voy a poner a hablar algo de la Copa América Venezuela 2007 para entrar en onda con los eventos que han ocurrido en estos días. Fuera de los resultados y las sorpresas que han ocurrido (especialmente la patada en el orgullo que recibieron los brasileros en el nuevo, remozado y francamente hermoso CTE Cachamay) hay algunas cosas que quisiera...no se....discutir? Aclarar? Reformular? Sucede lo siguiente. El evento comenzó con buen pie, con un duelo de alto nivel entre el seleccionado Peruano y el Uruguayo (que también llevó lo suyo). Cerca de 20 minutos antes del final del partido, aparece el tan mentado video que sirve de introducción a las cadenas de radio y TV a las que desde hace varios años nos tiene acostumbrados a ver hasta 2 y 3 veces diarias. Bien, hacen cadena para transmitir el acto inaugural. Para mí, eso fue un error. Absolutamente todos los canales que tenían derechos de transmisión estaban transmitiendo información relacionada con la Copa (y a los que no tenían derechos pues el Estado les hizo el favor). No había ninguna necesidad de encadenar para transmitir un evento que, dicho sea de paso, es DEPORTIVO, repito, DEPORTIVO. Estoy seguro que muchas personas cambiaron el canal durante la ceremonia, sólo porque estaba siendo transmitida en cadena. Que el que hizo eso es un disociado? Puede ser, pero en este caso, el Gobierno comenzó.....bien, otra de las cosas que me pareció tenían poco o nada que ver con un evento DEPORTIVO, fue esta:















Osea, que diablos fue esto? No se supone que era un evento deportivo? No se supone que la política no tenía nada que buscar por acá? Para mi, esta fue una falta de respeto, no tanto para el que está acá adentro y que se lo cala todos los días, sino para el que vino de afuera a ver FÚTBOL, a ver JUGADORES, JUGADAS, un espectáculo que jamás en la vida se había realizado en este país y vienen a politizarlo a este punto? Lo siento mucho, pero eso no me gustó. El evento como tal me pareció bien organizado, bien ejecutado, pero ese pequeño detalle lo echó todo a perder. Ya recogidos los peroles del acto inaugural para ver lo que se vino a ver (entiéndase FÚTBOL) hubo algo que me pareció una continuación de algo que suele comentar mucho Damián Prat en su columna del Correo del Caroní, el culto a la personalidad. Para los que vieron el segundo juego de la jornada en el C.U.F. se habrán dado cuenta que muchas tomas iban hacia el palco presidencial, donde estaban el actual mandatario nacional con su premiado (por el gobierno) vice, el ex-astro de la selección argentina Diego Maradona y el presidente boliviano, quien ciertamente dejó en ridículo a Chávez en el manejo del balón (quiero ver a Evo con un bate en la mano).
Ya salidos de críticas y entrando al nivel FÚTBOL, debo decir que si, ciertamente han ocurrido resultados sorprendentes (si no me creen, preguntenle a Dunga -jejeje- ) pero creo que los equipos en general pudieron (y pueden) mostrar mayor nivel. Ejemplo: Estados Unidos. Un equipo que llegaba de ganar la Copa de Oro, con alto nivel y alta autoestima fue vulgarmente pisoteado por los argentinos (que en Maracaibo se sentían como en casa) y luego vapuleado por un inspirado equipo paraguayo. En resumen, Yankees go home...

Ya luego hablaré un poco más de la copa, por ahora les dejo un recuerdo y una imágen de lo poco bueno que nos va a quedar luego de la copa, al menos a los guayaneses (que, quedemos claros, quedó espectacular).


Polideportivo Cachamay - Antes

CTE Cachamay - Después

7/7

Estuve buscando un título para este post, pero no encontré uno más adecuado que este. Tenemos ya varias semanas sin RCTV. Varias semanas sin una frecuencia que fue y sigue siendo parte importante de la historia contemporánea de Venezuela. He estado siguiendo de cerca los acontecimientos en mi ciudad y en la capital a través de la prensa. Vía el MSN comentaba con Katyca hace algunas semanas que no quería tocar el tema RCTV en mi blog, debido a que iba a politizar demasiado el blog y no quería tal tinte en mi sitio. En lo personal, tampoco esperaba que realmente Chávez cumpliera con su "decisión personal" de darle matarile a la concesión que tenía el Grupo 1BC para explotar el espectro radioeléctrico venezolano en la frecuencia del canal 2. El domingo 27 en la noche fue algo muy emotivo. Yo en particular estuve en la calle el fin de semana en que el Gobierno actual, usando subterfugios legales y burocracia, se apropió de señal y equipos de RCTV para transmitir un C.U.F. (canal usurpador de frecuencia) cuyo nombre no voy a mencionar y que en el transcurso del post seguiré llamando C.U.F. Estuve leyendo en el blog de Fran Monroy un comentario que él hace, y que voy a copiar (espero que con tu permiso, Fran) para poder hacer una especie de catarsis en base a ese comentario. Fran se pregunta o plantea si realmente los venezolanos somos morbosos, ya que durante los últimos momentos de transmisión de RCTV en señal abierta se llegó a medir hasta un 82% de share (cifra que se desplomó 8 segundos después del cierre). Voy a dar mi opinión. No me creo morboso, a decir verdad siento que tengo una deuda (y se que muchos más tenemos esta deuda) de no haber movido un dedo en estos 5 años que han transcurrido desde que la persona que actualmente ocupa la silla de Miraflores la recuperara de una forma tan extraña como la forma en que la perdió. Esa deuda, que se empezó a generar en octubre de 2002, cuando los (pocos) militares (que aún tenían bolas en las FAN) tomaron Plaza Altamira y la convirtieron en bastión de la resistencia no violenta (recordemos que la violencia la puso el “caballero” De Gouveia el 6/12/2002) y veía a las personas marchar y marchar y protestar y nosotros sentados en una cómoda poltrona mirando a las personas luchar por el país y nosotros nada. El interior del país no hizo una porquería de nada en apoyo al movimiento en Caracas, al menos acá en Puerto Ordaz hubo una concentración de gente en los alrededores de la Cruz del Papa, si mal no recuerdo el día domingo 19 de enero de 2003 y la cual, en vez de parecer una concentración política parecía un concierto de rock patrocinado por la Coordinadora Democrática. A pesar del grupo grande que había (más de 30.000 personas, todo un hito para la ciudad) no se sentía lo mismo que ejecutar una protesta en el centro del poder (como de hecho no llegó a repercutir ninguna protesta del interior en Caracas). Esa deuda que durante los años se fue convirtiendo en dejadez, que alcanzó tres puntos álgidos de ésa época para acá: El referendo revocatorio de 2004 (cuyos verdaderos resultados quizá jamás saldrán a la luz pública); las elecciones legislativas de 2005 donde la oposición cometió una de las mayores burradas de la historia al dejarle al Parlamento en pleno a los factores oficialistas; y el famoso 3D. A apenas días de haber sido reelegido (¿?), Chávez revelaba al país su más reciente decisión –y cito: “No se le renueva la concesión a ese canal golpista que se llamó Radio Caracas Televisión”… (los llamó golpistas….armadillo asignándole a galápago calificativo de multicalcáreo) y desde entonces se dijeron y se hicieron muchas cosas, pero estoy seguro que mucha gente (como yo) no pensaba que realmente haría eso, dejar morir al canal de mayor historia, éxito y progreso tecnológico del país. Señores, esto es parte del tan mentado Socialismo del Siglo XXI (o debería decir Siglo XIX?). Callar las voces disidentes es clave en el proyecto que adelanta el régimen actual. Ya ven como publicó con el mayor descaro su intención de centralizar la administración pública, de forma de tener control máximo en todos los aspectos del poder. El gobierno, sin embargo, no contaba con un factor que pasó muchos, muchos años en la más absoluta apatía. Un factor que ha resurgido con gloria, con entusiasmo y con ideas. Si, hablo del movimiento estudiantil nacional. Fue interesante ver cómo el día viernes 25/5, apenas horas antes de que el TSJ se robara “legalmente” los equipos de transmisión de RCTV, hubo una marcha de estudiantes en esta ciudad que al llegar a su destino (el patio de antenas ubicado en Alta Vista, cerca del Ince en plena Av. Guayana) estaba repleta no sólo de estudiantes, sino de la sociedad civil que se les fue integrando mientras marchaban desde la UCAB hacia las antenas. Si, la sociedad civil, no los partidos de oposición, ni los “ultras” que desde Miami lanzan ultimátums que son ignorados por chavistas y opositores. Los que en diciembre de 2006 se dividían en azules y rojos, ese viernes marcharon juntos por una sola solicitud: el respeto a la libertad de expresión. El gobierno estaba pasando olímpicamente por encima de la declaración de Chapultepec en el numeral siete, que reza “Las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para la importación de papel o equipo periodístico, el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión y la concesión o supresión de publicidad estatal, no deben aplicarse para premiar o castigar a medios o periodistas”, y estaba castigando a RCTV por mantener una línea editorial que no se arrodilló ante la presión gubernamental. El sábado 26 se vivieron múltiples muestras de descontento popular en varias zonas del país: marchas, cacerolas, apagones, pitos y hasta las sirenas que sonaban en Londres cuando los nazis les atacaban, sonaban ahora, hasta en los celulares, pues el gobierno estaba asestando el golpe más fuerte que había recibido históricamente la libertad de expresión en el país. El domingo 27 todo mundo vio lo que sucedió, de hecho es poco o nada lo que puedo comentar de ese día, todo el mundo vio lo emotivo y sincero de las palabras de quienes estuvieron allí, al pie del cañón, prefiriendo entregar la frecuencia y los equipos antes que vender su dignidad, antes que vender al país como lo hizo otro empresario que todos sabemos muy bien de quién estoy hablando. Y aún en la derrota, ser tan valientes y elegantes de haber ayudado a levantar la señal del C.U.F. y no retirarse de las instalaciones de retransmisión hasta asegurarse que la señal estaba trabajando sin contratiempos. En lo personal, en los televisores de mi casa, desde que llegué a mi casa el lunes 28/5 a las 2am, luego de recorrer la ciudad, escuchando el incesante chillido de las cacerolas y las sirenas, están borrados de la memoria los canales 2 y 4. Luego, uno a uno, y luego de ejercer presiones a la directiva, gran parte del staff tanto de noticias como de variedades de Venevisión se manifestó en las protestas que siguieron al cese de transmisiones del canal de Bárcenas. Tal parece que a la directiva de Venevisión se le olvidó el 31/1/2003, aquélla marcha enorme que colmó gran parte de la Av. Francisco Fajardo y en frente de César Gaviria y otras personalidades, le gritaba al mundo y le exigía al gobierno que “Con mis medios no te metas”. Tal parece que olvidaron todas las veces que grupos vandálicos de izquierda fueron a destrozar las instalaciones del canal y la sociedad civil les ayudó a reparar los daños. Tal parece que el trabajo que presentó en su momento Luis Alfonso Fernández (y que le mereció un premio Príncipe de Asturias mención Periodismo) y que desenmascaró la verdadera base de éste régimen no valió más que el poder agarrar gran parte de la torta publicitaria que quedaba libre tras la salida del aire de RCTV. Y lo demás se está escribiendo en este momento, y en este momento la pluma que escribe sobre el libro de la historia contemporánea de Venezuela está en manos de la sociedad civil, liderados por el movimiento estudiantil que ha surgido en todo el territorio nacional. Voy a cerrar el post con la firma que utiliza mi hermana para sus mensajes de texto: Patria, Libertad Y Vida.

----------


Libertad de expresión, estamos luchando por eso. Y no es sólo por la señal de un canal de televisión, es también por la libre expresión de nuestros bloggers. Hace unas semanas, el blogger y promotor del uso de software libre Luigino Bracci fue víctima de unos ataques bastante sospechosos que usurparon sus passwords de algunas cuentas de correo, perjudicando y eliminando información contenida en su blog personal y en los foros de Aporrea, además de que su cuenta en YouTube fue suspendida. La mayoría de la blogósfera venezolana conoce a Luigino, y saben muy bien que el defiende (con ideas y trabajo, como debe ser) el proyecto del gobierno actual. Sin embargo, como la libertad de expresión, entre otras cosas, se trata de la confrontación limpia y plural de ideas, rechazo el ataque que sufrió Luigino. Haré mis votos ante YouTube para brindarle apoyo, ya que su cuenta es una de las videotecas más completas de los eventos que han ocurrido de hace unos años para acá y es referencia de consulta para muchas personas, tanto oficialistas como opositores al gobierno. Recuerdo que el primer video que ví a través de él fue aquél que se convertiría (hasta ahora, y de un sólo golpe) en la última emisión del programa Dossier en VTV, de aquél jueves en que Walter Martínez dijo que “estoy harto de la gente que se pone una cachucha roja para robar, estoy harto de la gente que juega al chavismo sin Chávez”. Como bien lo expresé en el manifiesto de Solano, una vez más reitero mi compromiso desde esta humilde tribuna, para con la libertad de expresión y la libre y democrática confrontación de las ideas.

 
©2009 otro blog ocioso | by TNB